Inicio



 

Hotel Hacienda del Salitre

Hotel  Sochagota
Bogotá D.C. 18 de diciembre de 2014

ISSN 2145-7999

Problemas que afectan la salud de los jóvenes

Problemas que afectan la salud de los jóvenes



Bogotá, Colombia, 13 de agosto de 2010.

Por ANA BEATRIZ ROSSI, M.D.

En una nota descriptiva emitida hoy por la Organización Mundial de la Salud (OMS) se resaltó los riesgos que representan para los jóvenes enfermedades producidas por causas prevenibles, pues unas reducen su capacidad para crecer y desarrollarse y otras, que son producidas por comportamientos adoptados por ellos, ponen en peligro su vida.

Anualmente se registran más de 1,8 millones de muertes en personas que están entre los 15 y los 24 años de edad. Casi dos tercios de las defunciones prematuras y un tercio de la morbilidad en adultos se asocian con enfermedades o comportamientos que iniciaron en la juventud como el consumo de tabaco, la inactividad física y la exposición a enfermedades sexuales sin protección. Por lo anterior, la OMS afirma que la promoción de conductas saludables y la protección de los  adolescentes y jóvenes ante los riesgos que corre su salud son esenciales para el futuro de la infraestructura sanitaria, social y además, para prevenir la aparición de problemas cuando sean adultos.

En el 2002, periodo extraordinario de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas a favor de la infancia, se reconoció la necesidad de hacer y ejecutar políticas y programas nacionales de salud para adolescentes, así como también los objetivos e indicadores correspondientes para promover su salud física y mental.

Dos de los Objetivos de Desarrollo del Milenio están destinados a la salud de los jóvenes. Estos son el quinto, que aspira a implantar el acceso universal a la salud reproductiva cuyo indicador es la tasa de embarazo en mujeres de 15 a 19 años. El otro es el sexto, que está dirigido a detener la propagación del VIH/Sida.

Igualmente, el derecho de los jóvenes a la salud está consagrado en instrumentos jurídicos internacionales. En 2003 el Comité de la Convención sobre los Derechos del Niño adoptó una Observación general, en la que se reconocían los derechos y necesidades de los adolescentes y jóvenes en el tema de salud y desarrollo. Estos cuentan con el respaldo de la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) y del Derecho a la Salud.

¿Cuáles son sus problemas?

Algunos de los problemas que afectan la salud de los jóvenes son:

Embarazos y partos precoces. Cerca de 16 millones de muertes en mujeres entre los 15 y 19 años  dan a luz cada año, es decir, cerca del 11% de todos los nacimientos registrados en el mundo. La mayoría de ellos se presentan en países en vías de desarrollo. Ellas tienen un mayor riesgo que las adultas de morir por causas relacionadas con el embarazo. Mientras menor sea la madre mayor es el riesgo.

La formulación y aplicación de leyes que fijan una edad mínima para casarse, la movilización de la comunidad apoyando esas leyes y un mejor acceso a la información relacionada con los métodos anticonceptivos y a los servicios de atención correspondientes pueden disminuir la cantidad de embarazos precoces. También a las embarazadas adolescentes debe proporcionárseles atención adecuada en embarazo, parto y complicaciones que ocurran.

El VIH. Hace dos años se registró que en la población de 15 a 24 años sufrió cerca del 40% de los casos de infecciones nuevas por VIH reportada para los adultos de todo el mundo. Cada día se contagian 2 mil 500 jóvenes y en todo el mundo hay más de 5,7 millones de jóvenes afectados por el VIH/Sida. Los jóvenes deben saber protegerse para así prevenir la enfermedad.

Malnutrición. Muchos niños y niñas llegan a la adolescencia mal nutridos, situación que los hace más vulnerables de padecer enfermedades e incluso muerte prematura. En contraste, la obesidad y el sobrepeso están incrementando entre este grupo de edad, tanto en países de ingresos bajos como altos. Una nutrición adecuada y actividad física regular a esa edad son vitales para llegar a la edad adulta saludables. Es importante asesorar a la población en temas de suplementos alimentarios y micronutrientes como, por ejemplo, en las adolescentes embarazadas, detectando y tratando  los problemas como son la anemia, con prontitud y eficacia cuando se producen.

Problemas de salud mental. En un año cualquiera, cerca de un 20% de los adolescentes padecen depresión o ansiedad. El riesgo incrementa cuando hay experiencias violentas, humillación, baja autoestima y pobreza. El suicidio es, por su lado, una de las principales causas de muerte entre las personas en este grupo de edad. Proporcionarles actividades sanas puede ayudarles a desarrollar una adecuada salud mental.

Fumar cigarrillos. Muchos de los consumidores de tabaco en el mundo iniciaron en la adolescencia. Actualmente hay cerca de 150 millones de jóvenes fumadores, más entre mujeres. La mitad de estos fumadores morirá tempranamente como consecuencia de su vicio. Las medidas legales para prohibir fumar en lugares públicos, la publicidad del tabaco y el incremento de precio de estos productos pueden ayudar a reducir el número de personas que empiezan a consumirlo.

Consumo de alcohol. La bebida desenfrenada de alcohol entre los jóvenes los coloca en riesgo de tener conductas riesgosas para su vida. Esta es una causa importante de traumatismos (por accidentes de tránsito), violencia (principalmente de tipo casero) y muertes prematuras. La prohibición de la publicidad de estas bebidas es eficaz. Lo mismo que las intervenciones breves de asesoramiento y apoyo ante los casos de consumo de alcohol.

La violencia. Esta es una de las principales causas de muerte entre los jóvenes, más en los hombres. Cerca de 565 jóvenes de 10 a 29 años mueren a diario por violencia interpersonal. Se calcula que por cada defunción, entre 20 y 40 jóvenes necesitan hospitalización por sufrir lesiones relacionadas con la violencia.

Una buena crianza los primeros años de vida, enseñarle a los niños aptitudes pacíficas para la vida y la disminución del acceso al alcohol y a medios letales como son las armas, pueden prevenir la violencia. Una adecuada atención a los que son víctimas y un apoyo permanente puede ayudarlos a llevar las consecuencias físicas y sicológicas.

Traumas. Los traumatismos involuntarios son la principal causa de muerte y discapacidad entre jóvenes. Los accidentes de tránsito cobran la vida de cerca de mil  jóvenes cada día. Asesorar a los jóvenes sobre conducta prudente, aplicación de las leyes de tránsito, prohibir manejar bajo los efectos del alcohol y asegurar unos medios de transporte público fiables y seguros son medidas que pueden disminuir el número de accidentes de tránsito entre los jóvenes.

¿Cuál es la respuesta de la OMS?

La entidad desempeña actualmente muchas funciones para mejorar la salud de los jóvenes. Algunas son:

*Contar el número de jóvenes que mueren o sufren enfermedades o traumatismos, lo mismo que los que adoptan comportamientos riesgosos y pueden afectarlos en el futuro. Esto incluye la evaluación de factores presentes en la comunidad, que entorpecen o favorecen la salud y el desarrollo de personas de este grupo de edad.

*Determinar alternativas eficaces para la promoción de la salud, prevenir los problemas que los afecten y responder a ellos cuando estén presentes.

*Apoyar a los países en la formulación de políticas, programas, su aplicación, vigilancia y evaluación.

*Generar la toma de conciencia entre las comunidades sobre estos temas que son pertinentes.

*Crear una perspectiva común entre los asociados y un sentido de la finalidad también común con relación a lo que debe hacerse.

*Desarrollar los métodos e instrumentos que permiten aplicar la evidencia en los países.

*Velar porque todas las personas e instituciones puedan aplicar esos instrumentos en los países.

FUENTES: Organización Mundial de la Salud  (OMS).